Sidebar

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El Ayuntamiento denunció públicamente la falta de agentes del cuerpo durante la noche de Halloween

La plantilla de la Policía Nacional en Sevilla sigue bajo mínimos después del verano. Las vacaciones se cubrieron con servicios extraordinarios gracias a una partida de dinero para horas extras autorizada por el Ministerio del Interior, pero esta cantidad era sólo para los meses de julio, agosto y septiembre. Una vez acabado este periodo, el problema de la falta de agentes sigue siendo el mismo que en los meses anteriores. La plantilla está por debajo del 70% de la dotación prevista en el catálogo y la situación se ha visto agravada con el envío de policías a Cataluña para reforzar el dispositivo contra el referéndum y para garantizar la seguridad tras la aplicación del artículo 155.

Tampoco ha habido avances en las negociaciones entre el Ministerio del Interior y la Junta para construir un módulo hospitalario para presos, de forma que no sea necesario enviar a dos agentes para cada traslado de reclusos. La Policía e Instituciones Penitenciarias están pactando un calendario de excarcelaciones para tratar de regular con cierto sentido las salidas de los presos hacia los hospitales para no causar una merma en la seguridad ciudadana.

La noche de Halloween se notó especialmente la falta de policías nacionales. El delegado de Seguridad y Movilidad en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, llegó a advertir públicamente del problema en una nota de prensa. En ella lamentó la carencia de agentes de este cuerpo, en una respuesta a las críticas del PP por la falta de seguridad de los autobuses de Tussam, que fueron apedreados en Los Bermejales y en Rochelambert.

Los sindicatos policiales han denunciado en varias ocasiones las carencias que padece la Policía Nacional en Sevilla. El secretario general de la Unión Federal de Policía (UFP), Antonio Jurado, pidió que vuelva a autorizarse el pago de servicios extraordinarios como se hizo en verano. Por su parte, el secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Andalucía, José Antonio Beato, apuntó los problemas de número de agentes que padece la Brigada de Seguridad Ciudadana. La Jefatura puso en marcha recientemente el Grupo Operativo de Apoyo (GOA), que va dando cobertura a aquellos puntos en los que se detecta un repunte de los delitos. Será este grupo el que se encargue de dar protección a los autobuses.